Discusiones Bizantinas

discusiones-bizantinas.jpg

Esto lo leí hace poco en foroekklesia, pero la verdad es que mucho antes lo había escuchado en una plenaria de Cruzada Estudiantil. Les dejo el texto con algunos comentarios (entre paréntesis) de un servidor.

Hace muchos años, se realizó en Alemania una conferencia mundial de Luteranos. La conferencia empezaba con una cena en un gran restaurante. Todos podían pedir a la carta.

El peruano, pidió un plato en base de cerdo. El pastor de la india se horrorizó, y levantó su protesta: ¿Cómo puede un cristiano que sigue la Biblia comer cerdo, cuando la Biblia lo prohíbe? (mientras pensaba que tal vez podía ser algún familiar no cristiano reencarnado), dijo.

El pastor peruano para defenderse, contestó: “Un momento, a mi me critican por comer cerdo, y no le dicen nada al pastor alemán (que no era un perro) que se ha pedido un vaso gigantesco de cerveza!!!” (se me antojo, pensó el peruano).

Los pastores norteamericanos, asintieron con la cabeza (y actitud de, haaa miserables mortales), cosa que desagradó mucho al pastor alemán que replicó: “Ustedes los norteamericanos, se quejan de que yo tomo cerveza, cuando la cerveza es mas saludable, que las porquerías sintéticas que ustedes comen en
USA. Si se trata de “cuidar el templo del Espíritu Santo, ustedes le hacen mas daño que yo al comer toda esa comida basura, en lugar de tomar como yo un vaso de cerveza.” (mientras dio un trago grande a su chebe y eructo en honor a todos los presentes).

La crisis llegó a su cúspide, cuando el pastor que venía de cuba, quien no había participado de la conversación, terminó de comer, y sacó su puro y se puso a fumar. (mientras pensaba, estos imperialistas siempre quieren imponerse).

La conferencia estuvo a punto de arruinarse. Tuvieron que sentarse y analizar la situación, y descubrieron que no podían juzgar la fe de la gente por sus costumbres culturales, y que lo que nos une en Cristo es la fé en su obra redentora. Algunos lo entendieron, otros hasta hoy siguen fusilando a quien piensa distinto a la cultura en que se crió.