¿Como se casan los Sin Iglesia?

Primero, definamos a “Los Sin Iglesia”: Cristianos que por alguna u otra razón han dejad de congregarse, algunos llevan una vida devocional, otros no tanto, pero están convencidos doctrinalmente y conocen lo que es bueno y es malo, aunque no siempre lo hacen, en la mayoría de los casos reconocen que no andan bien cuando andan en pecado. Algunos andan en la mundanalidad otros se abstienen de ello pero viven su cristianismo al margen de la iglesia y/o la farándula cristiana.

Se esta dando la situación con un familiar, ella es digámoslo así evangélica no del todo practicante y se va a casar, si eres católico no hay problema vas a la iglesia y después de cumplir con algunos ritos ya esta te casa el sacerdote y todos felices y contentos.

ven_conmigo_by_rubioq.jpg

En el caso de los evangélicos que no se congregan pero se van a casar y desean casarse por la iglesia como pueden hacerle?, hasta donde yo se la mayoría de las iglesias exigen cierta responsabilidad como miembro para casarte, existe alguna opción para las personas que no se congregan?

Podrán decirse muchas cosas que tienen que durar 6 o 12 meses en una congregación que tienen que diezmar, demostrar ser fieles, etc… pero seamos un poco razonables, si una pareja tiene ya su vida echa y decide casarse deberíamos presentarles trabas a su relación? no seria mejor presentar opciones para este tipo de personas que con todo y que reconocen que no están haciendo todo lo correcto en sus vidas (lo digo en el caso que mencione al principio) quieren hacer las cosas correctas en esa área de vida? No será esta una buena opción de encarrilarlos en el camino nuevamente?

Obviamente en estos casos no cuentan cuando eres algún personaje rico o famoso en la sociedad, pues en esos casos sobraran personajes de la farándula cristiana o aun ministros ordinarios deseosos de fama (y dinero) que acepten casarte o dicho de otro modo menos comprometedor, darte la “bendición” aun y cuando seas divorciado (obviamente esto seria otro tema).

Digo esto sin una postura clara al respecto, pero una vez que una pareja lleva ya cierto tiempo y decide casarse considero que puede llegar a ser un casi un crimen no darles alguna opción tangible.

P.D. Hace años conocí a un pastor Juan Silva (colombiano, ex-luchador), que sin mayores requisitos que empezar a congregarse en cualquier iglesia evangélica casaba personas en este tipo de situaciones.