Se fue a paso lento

Ayer después de un pesado DIA de trabajo fui a platicar con mi amigo Daniel por la noche.

Después de algunas horas platicando de temas tan variados como política internacional y doctrinas interdenominacionales llego la hora de irme a mi casa, el me ofreció dormir allí cosa que acepte.

Así que después de el típico baño estaba yo listo para tomar un sueño reparador.

Me acosté y empecé a buscar el sueño aunque al principio se negaba a aceptarme termine cayendo en el, al poco tiempo suena mi celular y sin saber si estaba soñando o estaba despierto veo el numero justo cuando dejo de sonar, lo solté y me volví de espaldas esperando conciliar el sueño. No tardo ni un minuto cuando empezó a sonar nuevamente esta vez lo conteste el momento, se escucho una voz agitada del otro lado, era mi hermano informadote que el momento que todos temíamos en la familia había llegado.

Hace aproximadamente 5 años mi abuelo sufrió una embolia que le dejo paralizada la mitad del cuerpo, después de algunos días críticos y otros meses algo pesados comenzó poco a poco a retomar el control de su cuerpo, llego al grado de poder caminar nuevamente con ayuda de un andador, todo iba viento en popa hasta que por una razón no del todo clara, aparentemente una caída comenzó a tener miedo a caminar, poco a poco fue cediendo ante la nfermedad y su cuerpo dejo de responderle como lo había estado haciendo.

Durante todo ese tiempo mi abuela fue la que llevo la parte mas pesada en todo eso, era quien lo levantaba, bañaba daba de comer, etc… No que no tuviera hijos o hijas que le ayudasen pero la mayor parte del tiempo mi abuelo era renuente a que otro le ayudaran en lugar de mi abuela.

Pasaron algunos años, con altas y sus bajas, hace aproximadamente dos meses sufrió otra embolia, fui a verlo casi inmediatamente después y si lo vi bastante mal postrado en cama, había mucha gente allí así que me fui al poco tiempo, volví a los dos días después y como por arte de magia retomo cuezas estaba sentado en el porche y me puse a platicar con el por alrededor de una hora, a la semana ya estaba comiendo a la mesa con su silla de ruedas, es decir un progreso pequeño pero constante. Al poco tiempo tubo una recaída y fui a verlo varias veces en las ultimas dos semanas conversando con el cuando se podía, se ponía cada vez mas mal su situación pero irónicamente su cuerpo estaba sano, no tenia azúcar, ni presión alta, ni desnutrición, su piel se veía bastante bien para su edad, su corazón latía con fuerza, irónicamente el único problema era en la comunicación con su cuerpo algo no funcionaba bien.

Este jueves me toco estar allí después de llegar de un viaje a Monclava, llegue al momento de la oración y me metí con ellos y me pidieron que dirigiera la oración en un turno. Aproveche para darle gracias a Dios por la vida de mis abuelos, por todo lo que aprendí de ellos, por esas idas al rió en camión a la estanzuela o al uro, en esas épocas monterrey era una ciudad mas limpia menos contaminada y menos insegura de lo que lo es hoy actualmente, con mi abuelo salio a muchas partes, el me enseño lo que era el parque estancuela, lo que eran
los ríos que rodeaban monterrey, lo que era viajar en tren y del otro lado lo que era tener un negocio, puesto que en sus años de jubilado vendía herramienta, planchas y cosas diversas en el mercado campesino, allí me toco ir con el
algunos años a ayudarle y a aprender algunas cosas. Le agradecí a Dios por todo eso, por esos pequeños detalles que a veces nos pasan desapercibidos y por todo lo bueno que viví a su lado, por sus salud también pedí pero algo me decía que tenia que ser claro en ser agradecido.

Este día domingo 10 de Agosto a las 3:00 AM Andrés Quintanilla Garza partió a otra vida, una donde no hay dolor, no hay llanto y no hay tristura, donde podrá por fin descansar y encontrar la paz que este mundo no puede dar.

Tengo que reconocer que me arrepiento de no haber pasado mas tiempo con el en estos últimos 5 años, de no haberlo llevado yo a conocer el paseo santa lucia y las obras arquitectónicas que hicieron para el forum, pero eso ya no importa, donde el esta hay obras tan magnificas que el paseo santa lucia luce solo como un riachuelo y las mega obras humanas como simples ruinas perennes.