Pecados descubiertos por la Ciencia

Por: Leonel Rubio

Corrían los años 1800 en la Inglaterra protestante, por aquellos días se escuchaba fuerte el nombre de C.H. Spurgeon u predicador muy famoso en su tiempo y con justa razón pues llego a tener una iglesia de mas de 5 mil miembros teniendo entre ellos a miembros del parlamento y la realeza de su tiempo.

Cuenta la historia que con todo y el celo de Spurgeon, y su labor ministerial tan fuerte, sus frutos tan obvios entre otras cosas tenia lo que hoy en la actualidad podríamos decir un pecado digno de una, dos, tres o mas disciplinas. Así es mis estimados amigos y hermanos Spurgeon ha pasado a la historia entre otras cosas por su afición a fumar puros. Dirán algunos, pero como un ministerio tan fuerte, como podía ser usado con ese pecadote a cuestas?

La cosa es simple, si nos ponemos muy Bíblicos, la Biblia no condena en ninguno de sus libros el echo de fumar (si alguien piensa que miento sea tan amable de citar textualmente la cita), otros por allí dirán, pero eso no existía en esos tiempos, ERROR, las tribus nómadas de las que formaba parte Abraham ya tenían por costumbre el fumar, alguno de ustedes ha visto películas donde los nómadas fumaban en sus tiendas todos de un recipiente con humo? bueno a eso me refiero.

Ahora la pregunta obvia es… como llega el cristiano actual a decir, Fumar es pecado? pues porque hace daño al cuerpo, conforme ha ido avanzando la ciencia nos ha venido enseñando a los cristianos todos aquellos pecados que antes no existían o no sabíamos de su existencia, pecados que son pecados por dañar el cuerpo.

En épocas de Spurgeon no existían los estudios que ahora existen sobre los miles de daños que ocasiona el tabaco, de como puede causar cáncer enfisema pulmonar y hacer trisas una vida, tampoco habían estadísticas de toda la gente que muere de eso.

Ante todas estas evidencias el Cristianismo ha tenido que decir que como el fumar daña al cuerpo es pecado puesto que al templo de Dios hay que cuidarlo puesto que dice la Biblia “quien destruyere este templo Dios le destruida a el”, hasta aquí todos estamos de acuerdo.

El problema radica en que la ciencia ha venido descubriendo que muchas de nuestras costumbres son al igual o incluso bastante mas dañinas que el tabaco y la fumada , pero ante estos los cristianos hemos optado por hacer oídos sordos.

Todos hemos escuchado por radio y televisión que en México somos un país de gordos que ahora mismo muere mas gente por comer de mas que por no comer.

Pero por extraño que parezca no e escuchado una sola predicación que hable sobre el pecado de llenarse las arterias de colesterol, de irse a los bufetes aun a sabiendas del exceso de peso o de como e sedentarismo nos ha venido robando la salud (y tal vez hasta la salvación) paso a paso.

Para muchos cristianos es pecado bailar, pero no lo es pasarse la tarde sentado y comiendo carne asada y botana mientras se ve un partido de fútbol, para muchos otros es pecado tomarse una copa de vino en compañía de alimentos pero no lo es irse al starbucks y pedir un capuchino frape con cajeta (Mas de 750 K Calorías de azúcar), muchos otros darían disciplina a spurgeon por fumarse un puro pero no tendrían inconveniente en comerse una big mac doble, con papas y coca extra grande después de haberse almorzado media casuela de barbacoa.

Es pecado fumar? claro que si porque daña el cuerpo, es pecado ser gordo?… La respuesta se torna escabrosa, pero en lo personal no creo, ser gordo es el resultado de una vida desordenada no el fin, si bien tengo amigos que por razones de salud no pueden practicar ejercicio o tienen algún sobre peso derivado de esto o de la edad, pero como dice la hermana chimoltrufia no nos hagamos tarugos esos casos son los menos, la mayoría es resultado de una vida desordenada en una determinada área, y tomar responsabilidad de esa área toma su debido tiempo.

Muchos en este punto me dirán que si me gusta fumar o algo así para desviar el tema y evadir sus respectivas responsabilidades (y pecados), les aclaro que no, cuando estaba en primero de secundaria me fume mi ultimo cigarro de mi vida mas producto de las malas amistades que del propio deseo, pero retomando el tema el asunto históricamente le paso al mismo Charles Spurgeon… el pecado de Fumar VS el pecado de ser gordo no es nada nuevo.

Dos de los más famosos predicadores cristianos fueron contemporáneos durante el siglo XIX. D.L. Moody fue un evangelista y pastor estadounidense, y C.H. Spurgeon revolucionó la vida espiritual de Inglaterra mediante su poderosa predicación del evangelio.

D.L. Moody fue una vez a Londres para encontrarse con Spurgeon, a quien admiraba y a quien consideraba su modelo y mentor como predicador. Sin embargo, cuando Spurgeon abrió la puerta para recibir a Moody, éste se quedó paralizado de asombro al ver a Spurgeon con un puro en la boca.

“¿Cómo puede usted, un hombre de Dios que debe dar el ejemplo, fumar?, exclamó Moody. Spurgeon se quitó el cigarro de la boca, bajó las escaleras y se acercó al sorprendido Moody, y poniendo su mano en el abultado vientre de Moody, le dijo: “De la misma manera que usted, un hombre de Dios, puede estar tan gordo.”

José L. Martínez, 503 ilustraciones escogidas

Últimamente e escuchado mucho el slogan de que hay que ser radicales, de que hay que ser diferentes, que hay que marcar la diferencia, por eso no debemos fumar, tomar, ir a antros y demás cosas, lo cual esta bastante bien, pero seria mucho mejor que rematáramos este tipo de slogan, predicas y enseñanzas buscando ser una iglesia no solo santa sino además saludable en todos los sentidos.

P.D. Conforme la ciencia avanza va descubriendo mas y mas cosas que nos hacen daño, ahora solo son el exceso de azucares, carnes rojas y exceso de harinas por mencionar algunos, pero que mas cosas descubrirá la ciencia en el futuro? quien sabe, no obstante la Biblia dice que a mayor conocimiento, mayor responsabilidad.

Off Topic: un poco de humor sobre el tema.