Una Iglesia sin Memoria

Una vez me dijeron que la mala publicidad es la mejor publicidad en el sentido de que no importa si se habla bien o mal pero que se hable abundantemente es la clave del éxito para posicionarse en el pensamiento colectivo. En las fechas pasa lo mismo. Del Halloween se habla tanto incluso en las iglesias que termina por motivar la curiosidad de nuestros hijos e incluso de nosotros como adultos. Este principio de publicidad ha sido utilizado para olvidarnos de una fecha realmente importante para la iglesia que fue 31 Octubre 1517 fecha en que Martin Lutero clavó sus 95 tesis sobre la salvación en la iglesia de Wittenberg Alemania iniciando así el movimiento protestante reformador En Europa, movimiento que la dio forma a la iglesia reformada, libre y democrática que hoy conocemos creciendo y desarrollándose fuera de los criterios de intereses políticos y económicos aunque es sabido que esto no se podrá evitar del todo si marca un antes y un después en la historia del Cristianismo.

Deberíamos de tener más memoria no solamente con la fecha en si sino con sus motivos y causas.

El poder político y el poder económico que ostentaba y ambicionaba la iglesia de Roma daba pie a la corrupción parecida a la de los fariseos de los días de Jesús, una pudrición vergonzosa que requería de una reconstrucción de todo lo establecido hasta ese momento.

El 31 de octubre de 1517 confronta a la iglesia con sus propios pecados por eso preferimos hablar del Halloween sin darle la importancia histórica a esta fecha porque de seguro a muchos nos incomodaría el hecho de tener que hablarle a una iglesia que es muy similar a la de los días de Lutero.

Autor: Daniel Macias Cano